Entradas

La mujer que no regresó

Imagen
Engish👩
En un mundo como este en el que vivimos noticias como estas no son novedad. Son tragedia y debería ser más, debería ser inaceptable, indignante, repulsivo. Cada día, mujeres salen a la calle y no saben si van a regresar bien. A veces no regresan. La criminalidad nos afecta a todos, nos consume. Aun así, en este país en el que vivo, mientras dormimos, el gusano se va comiendo el corazón de la manzana. Las noticias no se detienen, mujeres que no regresan aquí ni allá. Sin embargo, los motivos por los cuales no se regresa, no siempre son los mismos. Quizás sí, pero en otro orden, porque en la vida real, los factores sumados en diferente orden si dan resultados distintos.Miserenia Quiles, partió de su casa un 3 de agosto de 1977, a la edad de 17 años y medio. Frente al portón de su casa juró bandera y escupió diciendo: “que te quede claro que no me vuelves a ver en tu vida, no vendré a verte ni el feliz día en que te coman los gusanos.” Esa fue la noticia que cubrió radio lengua d…

Condenados / Condemned

Imagen
Englsih👈
En este mundo absurdo donde lo absurdo es creíble y alejado de lo fantástico, Montiel marcó el número que creía recordar. El teléfono timbraba, hacía ese sonido ronco que se escucha mientras se espera que una persona conteste. Una mujer recibió la llamada.Buenas tardes- dijo. Buenas tardes- respondió Montiel. Me gustaría hablar con el señor Carlos si se encuentra presente. Ella, que aún no había dicho su nombre, dijo que allí no vivía ningún Carlos y enganchó. Para Montiel, la oportunidad de ese día estaba perdida, no habría posibilidad de volver a llamar hasta el día siguiente y lo peor, ya había descartado todos los números que creía recordar, por eso al día siguiente volvió a marcar, otro intento, otra insistencia, no por gusto sino por necesidad. Contestó la misma dama, Carolina, se llamaba, pero como él no lo sabía, la llamó dulzura. Tal vez fue eso lo que hizo que ella no colgara el teléfono, aunque si ella hubiese sabido lo que haría luego de hablar con Montiel, hubies…

Déjà vu

Imagen
English🔮
La primera vez que vi el futuro tenía tres años y vi mi propia muerte. Para aquel entonces desconocía que era yo. Pero aquella imagen jamás se borró de mi mente. Conforme fue pasando el tiempo, otros sucesos que veía en mis lapsus, comenzaron a hacerse reales. Cada día que pasaba, mi yo niño se parecía más al joven que iba a morir en un futuro. Me estaba convirtiendo en mí, me encaminaba a mi propia muerte. Cuando hablé de mi capacidad de ver el futuro no faltó quien me dijera mentiroso, farsante, endemoniado…. Por eso me guardé el secreto de mi muerte. Fue un error.Viví mi vida con normalidad hasta que me di cuenta de que el que moriría era yo. ¿Cómo se vive sabiendo cómo vas a morir? Se vive en la ignorancia, como todos, desconociendo el día y la hora. Había muchas cosas que desconocía de mi vida, como que tuve un hermano. Tampoco sabía que mis padres no eran mis padres. De eso me enteré un día cuando soñé que un extraño visitaba la casa. Hubo cosas de las que preferiría no…

El otro lado / The other side

Imagen
English👈

A veces es un caos. Otras, se organiza, se vuelve visible en conjuntos simbólicos. Y los símbolos dicen cosas. Se callan otras tantas. No dicen nada para decirlo todo. El otro lado está lleno de detalles rotos, olvidados, escondidos, melancólicos, heridos de silencio o tal vez de ruido. El sonido que no calla el ruido, es mudo igual. Y todos los mudos hablan al mismo tiempo, por eso no se oyen, por eso son mudos, por eso solo su propio eco le responde. El otro lado es casi igual que este, una luz se refleja en tu cara, una luz cargada de marcas punzadas sobre el aire. Los escenarios son distintos, pero se hablan, como el susurro de una canción de cuna de un ave afligida que parece volar alegre. Lo importante es el sonido, la melodía, lo que carga el hermoso gesto que se carga en sí mismo. Del otro lado, los pensamientos tiemblan la tierra bajo los pies, te hacen temblar los pies sobre la tierra. Chasqueando los dientes, deseando entender, esperando el final. Queridos amigos, …

Saetas y rosas

Imagen
English

Cuando la comida toca el suelo, no debes comerla, se llena de gérmenes. Así estoy yo, tirado en el suelo, con los gérmenes escalando mis bordes, subiendo a mi vientre. No los siento, pero estoy seguro que están intentando entrar en mí, meterse por alguna herida mal cerrada para infectarme, espero no encuentren esa entrada. Ese corte que me hice en el dedo con las espinas de una rosa afilada que tenía para regalarte. Fue cuando desarmaba a aquella flor que me corté. Sin embargo, eso no explica como llegué al suelo, como llegué a estar aquí con los gérmenes, colocándoles las puertas de mis entrañas a su altura. Mientras le quitaba las espinas a la flor, toqué una de las espinas, la que me cortó el dedo, la que llegó profundo. Me detuve frente a la ventana. Tenía la mirada perdida, perdida como la bala que me impactó. No vino de ninguna parte, solo apareció allí para herirme como nada y tumbarme al piso. Así fue como llegué al suelo. Sostuve la flor en la mano, su tallo está manch…

Amor breve / Short love

Imagen
English

Sabía que le encantaba lo que yo escribía, porque ella era así como yo, breve. Por eso aquel éxtasis pasó tan rápido. Se fue sin despedirse, lo que hizo que aquel momento perdurara por siempre. Jamás la volví a ver. Luego de aquella noche, pienso que debí dedicarme a escribir novelas y no micro-cuentos. F. JaBieR

La primavera de las hojas secas / The spring of dry leaves

Imagen
English
Encontré una hoja seca en medio del camino, pero no era otoño. La tomé entre mis manos, miré hacia los árboles y todos tenían sus hojas verdes, vivas, llenas de aliento. Sin embargo, la hoja en mis manos estaba seca en plena primavera. ¿Qué le habrá pasado? – Me pregunté. Pensé que el fuerte viento la había hecho caer y que el sol del día la había marchitado, pero no fue así. Lo sé porque aquella misma tarde de primavera me senté junto a los árboles del parque. Otra hoja, en voz baja, muy baja, tan baja como puede ser la voz de una hoja, me dijo: “no te sientas triste, esa hoja viene de los árboles del norte, viajó una larga distancia para llegar hasta aquí”. Estaba seca era cierto, pero ya había vivido su aventura, había muerto lejos de su inicio, más cerca de la vida, más allá de lo que muchas hojas pueden soñar en su otoño; que llega y las deja caer tristes a los pies del árbol desnudo. F. JaBieR